Créditos que nos hacen ser un edificio verde según la certificación LEED
  • La ubicación urbana céntrica que se traduce en un menor impacto al medio ambiente.
  • Innovación y diseño de transporte público: vehicular, metro, taxis y transporte público.
  • La menor superficie de construcción que eficientiza el uso del área.
  • La tecnología que permite ahorrar agua y consumir un 40% menos que lo usual.
  • La iluminación inteligente con dimerización de luces fluorescentes y tecnología LED controladas por sensores solares que ajustan el nivel de iluminación interno de acuerdo al nivel de luz natural.
  • La fachada ventilada que permite consumir menos energía.
  • Los materiales de componentes reciclados de fácil y rápida instalación.
  • Las alfombras en los accesos de entrada que capturan el 80% de los contaminantes del aire.
  • Los tipos de pintura, sellantes y aditivos de construcción que no tienen sustancias tóxicas para el ser humano.
  • El programa de reciclaje se ocupa de separar los desechos inorgánicos para reciclarlos.
  • Tener un domo de 2,000 m2 y 4 domitos que permiten aprovechar la luz solar, y su estructura de almohadas infladas evita que el edificio se caliente.
  • Las máquinas de Roof Top Unit (RTU) permiten la climatización del 4to Nivel (El Jardín) que se convierte en un sistema independiente e inteligente.
  • La planta de tratamiento de agua potable recolecta toda el agua que entra en el Mall antes de su uso para pasar por un proceso de potabilización para el uso de los locales y baños; y desmineralización para el uso de las torres de enfriamiento.
  • Por otra parte, la planta de tratamiento de aguas negras recolecta toda el agua que fue utilizada en el Mall para pasar por un proceso mecánico, químico y anaeróbico antes de que ésta sea despachada al subsuelo.
  • Cantidad de parqueos adecuados, evitando un exceso de emisiones de los vehículos. Contar un parqueo techado genera sombra y evita el efecto “isla de calor”.
  • Parqueo para bicicletas.
  • Los baños utilizan aparatos sanitarios de bajo consumo de agua y fluxómetros inteligentes que ahorran un 30% en el consumo del agua versus el uso de aparatos convencionales.